La UE ordena a Europol que elimine los datos de los ciudadanos inocentes

Notícies

logo europol en edificio
10.01.2022 - 21:48
Àmbits Temàtics: 

Europol ha recibido hoy, por parte del Supervisor Europeo de Protección de Datos, la orden de eliminar su base de datos de información de ciudadanos de la UE que llevaba siendo recopilada los últimos años, si la agencia no vinculaba a los perfiles con ninguna actividad delictiva en curso.

El Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD), se trata de una autoridad de supervisión independiente de la UE cuyo objetivo principal es monitorear y garantizar que las instituciones y organismos europeos respeten el derecho a la privacidad y la protección de datos de los ciudadanos de la Unión.

Europol va a disponer de el plazo de un año para acatar la decisión y durante este tiempo, deberán filtrar la información y eliminar toda aquella que dispongan de ciudadanos que no se encuentren siendo investigados. A partir de este momento, la agencia podrá procesar información personal de ciudadanos de la UE, pero los datos de aquellas personas que no se encuentren vinculadas a ningún hecho delictivo deberán borrarse pasados seis meses.

En los documentos publicados hoy donde se detalla la investigación, el SEPD reconoce que ha intentado negociar con Europol una estrategia común a la hora de los procedimientos masivos de recopilación y almacenamiento de datos de la Agencia, pero no han conseguido encontrarla, y el SEPD ha decidido «hacer uso de sus poderes correctivos e imponer un período de retención de seis meses»

«Esto significa que Europol ya no podrá retener datos sobre personas que no hayan estado vinculadas a un delito o una actividad delictiva durante largos períodos sin un plazo establecido», reconoce hoy el SEPD en un comunicado de prensa.

«Un período de seis meses para el análisis previo y el filtrado de grandes conjuntos de datos debería permitir a Europol satisfacer las demandas operativas de los Estados miembros de la UE que dependen de Europol para el apoyo técnico y analítico, minimizando al mismo tiempo los riesgos para los derechos y libertades de las personas», dijo Wojciech Wiewiórowski, actual Supervisor Europeo de Protección de Datos.