Facebook facilita los mensajes privados de una usuaria a la policía para que pueda ser procesada por abortar en Nebraska

Notícies

f del logo de facebook, móvil con privacy y sobre esto una ilustración de mujer señalando su sexo y diciendo "aquí mando yo"
12.08.2022 - 10:48
Àmbits Temàtics: 

Una adolescente de Nebraska enfrenta cargos por abortar y debido a que Facebook facilitó sus mensajes privados a la policía.

Celeste Burges está siendo juzgada como adulta junto con su madre Jessica Burgess en el Tribunal de Distrito del Condado de Madison por cargos por abortar, violando la ley de Nebraska.

Sin embargo, el hecho mas destacable es que el caso marca un precedente, ya que es de los primeros casos en que Facebook utiliza mensajes privados para incriminar a una usuaria.

Celeste y su madre fueron acusadas en julio de, presuntamente, había abortado en abril a las 23 semanas de embarazo, algo que se salta la legislación de Nebraska.

 

Si bien Celeste le dijo a la policía que había sufrido un aborto espontáneo, continuaron investigando, entregando a Facebook una orden de registro para acceder a sus cuentas.

Allí encontraron mensajes entre la madre y la hija que, supuestamente, detallaban cómo Celeste se había sometido a un aborto con la ayuda de su madre Jessica.

Después de la publicación de esta historia, el portavoz de Meta, Andy Stone, dijo en un comunicado en Twitter que «nada en las órdenes válidas que recibimos de la policía local a principios de junio, antes de la decisión de la Corte Suprema, mencionaba el aborto. Las órdenes se referían a cargos relacionados con una investigación criminal y documentos judiciales».

Stone agregó que a Meta se le prohibió compartir información sobre la orden de registro por órdenes de no divulgación que desde entonces se han levantado.

«Aún así, Meta ha permanecido en gran medida en silencio sobre cómo moderará el contenido de aborto en general. Sin embargo, los usuarios notaron recientemente que las publicaciones de Instagram y Facebook sobre la adquisición de píldoras abortivas como la mifepristona se eliminaban sistemáticamente», recoge la revista Forbes.